lunes, 31 de diciembre de 2018

Escribanos palustres

Esta entrada la voy a dedicar íntegramente a uno de mis pájaros favoritos que más me cuesta observar todos los años: el escribano palustre (Emberiza schoeniclus).

Se trata de un bonito y amenazado pájaro que solo podemos ver por estos lares durante la migración y, ya de forma más excepcional, también como invernante. El escribano palustre es un pájaro de unos 15-16 cm. de longitud que presenta un destacado dimorfismo sexual en su estado adulto. Durante el periodo reproductor el macho presenta la cabeza y la garganta negras con bigotera y collar blancos, el dorso castaño listado de negro y las partes inferiores blancuzcas con los flancos también listados de castaño; las alas son pardas con los bordes amarillo rojizos, y la cola es la típica de escribano, parda con las rectrices externas en parte blancas. La hembra tiene la cabeza castaño-rojiza con ceja y bigotera ocre y garganta blancuzca, pero sin el característico collar blanco del macho. Durante el invierno, la cabeza del macho se torna pardusca, adquiriendo entonces un plumaje más similar al de las hembras. Los ejemplares de primer invierno se parecen mucho a los adultos en invierno.

Escribano palustre (Emberiza schoeniclus). 04/11/18, Salas de los Infantes

En España viven dos subespecies, lusitanica y witherbyi, ambas residentes y catalogadas como "En peligro" en el Libro Rojo de las aves de España. Durante el invierno, a las subespecies ibéricas se les suman ejemplares de la ssp. schoeniclus procedentes del centro y norte de Europa que vienen a pasar el invierno a la península. Esta subespecie, schoeniclus, está catalogada como "Vulnerable". En Burgos, este raro escribano está ausente durante el periodo reproductor, por lo que es en la época de los pasos y durante la invernada cuando podemos tener acceso a contactar con él.

Escribano palustre (Emberiza schoeniclus). 04/11/18, Salas de los Infantes

En la Sierra, resulta muy escaso como migrante, y raro como invernante. Sin embargo, el paso postnupcial de este año ha sido excepcionalmente bueno para avistar a este pájaro, al menos en el entorno de Salas, que es por donde le he podido realizar el seguimiento.

De los dos pasos, el mejor momento para avistar a esta especie es durante el viaje hacia sus cuarteles de invernada, a partir de la segunda mitad de octubre y comienzos de noviembre. Con suerte, su presencia, ya mucho más limitada, podrá extenderse a lo largo del resto del otoño y durante el invierno. El paso prenupcial, en cambio, es menos destacado por esta zona de la provincia.

Como dije anteriormente, este paso postnupcial ha resultado ser el más productivo en cuanto al número de observaciones (en Salas me refiero), por delante de 2016, que hasta ahora era el año que más citas de escribanos palustres me había reportado. Muy lejos, eso sí, de los impresionantes números como el centenar largo de ejemplares que se han visto a mediados de noviembre en la laguna de Bayas, en Miranda de Ebro (observados por David Martínez Andrade primero, y Eduardo Alfaro Peña y Maricruz Gutiérrez Camarero después).
 
Escribano palustre (Emberiza schoeniclus). 04/11/18, Salas de los Infantes

La cantidad de observaciones en Salas han mucho más modestas, aunque como dije al principio, dada la escasez de este pájaro en la zona, resulta de interés remarcar lo notorio y "aparentemente común" que ha resultado este escribano entre finales de octubre y primeros de noviembre.

A continuación realizo un breve repaso de las observaciones que he podido disfrutar este año, todas ellas en Salas de los Infantes y comprendidas entre finales de octubre y la segunda semana de diciembre:

- 27 de octubre. Primera observación postnupcial del año. Un ejemplar joven localizado en una zona de prados.

Escribano palustre (Emberiza schoeniclus). 27/10/18, Salas de los Infantes

- 1 de noviembre. Un ejemplar visto en el mismo lugar de la observación anterior.

Escribano palustre (Emberiza schoeniclus). 01/11/18, Salas de los Infantes

- 2 de noviembre. Tres-cuatro ejemplares vistos en los mismos prados de días previos.

Escribano palustre (Emberiza schoeniclus). 02/11/18, Salas de los Infantes
Escribano palustre (Emberiza schoeniclus). 02/11/18, Salas de los Infantes

- 3 de noviembre. Cinco ejemplares observados en tres enclaves diferentes (tres ejemplares en lindes herbáceas de mosaicos de cereal y dos ejemplares en prados).
 
Escribano palustre (Emberiza schoeniclus). 03/11/18, Salas de los Infantes

- 4 de noviembre. Hasta ocho ejemplares, al menos, observados en los mismos prados de las primeras observaciones.

Escribano palustre (Emberiza schoeniclus). 04/11/18, Salas de los Infantes
Escribano palustre (Emberiza schoeniclus). 04/11/18, Salas de los Infantes
Escribano palustre (Emberiza schoeniclus). 04/11/18, Salas de los Infantes

- 11 de noviembre. Un ejemplar, en una zona de mosaico de cultivos de cereal con terreno herbáceo.

- 17 de noviembre. Un individuo en la zona de prados donde se han localizado la mayoría de los ejemplares.

- 25 de noviembre. Después de unos días sin contactar con la especie, vuelvo a observar a un ejemplar sobrevolando la localidad.

- 27 de noviembre. Al igual que el día anterior, un ejemplar en vuelo en Salas de los Infantes.

- 28 de noviembre. Dos ejemplares: uno en una zona de prados junto al pueblo y otro en una zona de prados y cultivos de cereal, que finalmente se marcha con rumbo sur.

- 3 de diciembre. De nuevo, un ejemplar observado en la zona de prados que más citas ha reportado.

Escribano palustre (Emberiza schoeniclus). 03/12/18, Salas de los Infantes

- 4 de diciembre. Un ejemplar sobre un mosaico de prados y cultivos de cereal, volando hacia el dormidero.

- 10 de diciembre. Tres ejemplares bañándose en un pequeño arroyo.

Escribano palustre (Emberiza schoeniclus). 10/12/18, Salas de los Infantes

La cita del 10 de diciembre es la última observación de este 2018, al menos de momento, pues si bien no he vuelta a observar ningún ejemplar durante estas tres últimas semanas no es descaartable que pueda producirse alguna otra observación invernal en la zona.

No hay comentarios:

Publicar un comentario